domingo, 29 de octubre de 2017

Halloween #2 Rompecabezas, muertos vivientes, cicatrices y zombies.



En esta nueva entrega de recomendaciones os traigo doble ración de misterio y terror. Os hablo del horror que provoca estremecimiento en el lector gracias a la atmosfera creada y a la narrativa clásica del género.

Ambas sugerencias son perfectas para aquellos que amen el séptimo arte, ya que cuentan con sendas adaptaciones al cine que se convirtieron en películas de culto del género, reconocibles al instante para todo aquel que venere el género de terror. 




TITULO: La noche de los muertos vivientes
AUTOR: John Russo
EDITORIAL: Hermida Editores
GENERO: Terror/Genero Z
EDICION: Tapa blanda con solapas
AÑO: 2016 (1974 original)
PAGINAS: 193
PUNTUACION: 5/5


SINOPSIS:

Publicamos la novela basada en la película del mismo título, estrenada en 1968 y rodada en blanco y negro, que originó uno de los fenómenos más impactantes de la moderna cultura popular: los zombis, muertos que se levantan de sus tumbas y atacan a los vivos.  
Su autor, John Russo, quien escribió el guión de la película, relató magistralmente el clima de tensión que se inicia con la aparición del primer muerto viviente en un cementerio de Pensilvania, la atmósfera claustrofóbica y la sensación de catástrofe de proporciones casi cósmicas.

 

OPINIÓN PERSONAL:

 Conocía la existencia de la novela del mismo nombre pero lo que desconocía es que la historia a cargo de John Russo es una adaptación de la película y no al revés que es justo a lo que estamos acostumbrados.
Si bien gracias a la gran aceptación que han tenido diversas historias tanto en papel como en la pantalla protagonizadas por zombies, el género z, goza de gran vida y podemos tener al alcance una gran diversidad tanto en tramas como escenarios, ha sido un auténtico placer volver al origen, al comienzo de todo y a la simplicidad de los hechos que marcaron un antes y un después en el terror
En el prólogo a cargo de George A. Romero, nos ilustra a un nivel más técnico sobre la industria de la comunicación y la viabilidad comercial del proyecto que tenía entre manos por aquella época de los 60 y de la dificultad de la libertad de expresión del artista para decidir libremente qué quería hacer.
A pesar de los malos augurios y de las críticas negativas, la película de Romero fue una de las cintas más rentables de los años 1969 y 1970. Es interesante ver la retrospectiva de cómo se gestó uno de los mayores hitos del cine de género y las dificultades que entraño a sus creadores.

“…Piensa en toda esa gente que ha vivido y ha muerto y que nunca volverá a ver los árboles, la hierba y el sol.
Todo parece tan breve, tan… carente de valor… ¿No es cierto? Vivir un tiempo y después morir… Todo queda reducido a tan poca cosa…
Y pese a todo, en cierto modo resulta fácil envidiar a los muertos…”

La narración arranca de esta manera reflexionando sobre la muerte y la brevedad y belleza de la vida. Los acontecimientos arrancan de inmediato donde nos encontramos a dos hermanos, Johnny de 26 años y Bárbara de 19 en un cementerio buscando la tumba de su padre. Durante la búsqueda de la misma y entre la oscuridad divisan una sombra. Avanzando por medio del camposanto alguien se les acerca…
Pese a la brevedad del relato, algo menos de 200 páginas, leí con tal intensidad y en tal estado que me hizo recordar a las primeras historias que leí en una época en la que obviamente era mucho más impresionable que ahora. Pues tuve exactamente la misma sensación y reconozco que fue algo mágico volver a sentirla.
 
La historia nos muestra escenas crudas, de verdadero terror y casquería variada. No nos engañemos, esto no deja de ser una novela de terror y debe dar lo mejor de sí. 

“Las cosas del jardín siguieron avanzando y el chirriar de los grillos se mezcló con el carraspeo agonizante de sus pulmones muertos, apagando casi por completo los demás ruidos nocturnos”

 No solo nos muestra el viaje a través de la supervivencia más desesperada, sino ciertas reflexiones acerca del ser humano y de la condición de este además de divagar acerca de la vida y la muerte. 
Puede que guarde la sencillez más estrema en las historias que podamos conocer de los antropófagos, pero su efectividad en el lector no deja más que acrecentarse página a página sumando la desesperación por la salvación como si de un personaje más de la novela se tratase.

“¿Por qué la vida parece tan desagradable y hermosa, tan triste e importante mientras uno la vive, y tan trivial cuando termina?” 

No se ahonda en demasía en la procedencia o complejidad interna de cada personaje, la historia se enfoca a la pesadilla que están viviendo y a sus reacciones más primarias en una noche oscura, fría y larga. En apasionante como Russo logra recrear una atmósfera tan asfixiante para el lector como para sus propios protagonistas. 

En resumen, una lectura obligatoria para todos los amantes del género donde el terror se transmite al lector en cada página y que ha resultado ser una de mis mejores lecturas del año. Imprescindible.



TITULO: Hellraiser (El corazón condenado)
AUTOR: Clive Barker
EDITORIAL: Hermida Editores
GENERO: Terror
EDICION: Tapa blanda
AÑO: 1986
PAGINAS: 154
VALORACION: 5/5




SINOPSIS: 

Hellraiser es una de las mejores creaciones de Clive Barker. Una novela desgarradores sobre los grandes terrores y éxtasis que alberga en su reino infinito el corazón humano. Habla de la codicia y el amor, de la falta de amor y de la desesperación, del deseo y la muerte, de la vida y el cautiverio, de campanas y sangre. Es una de las historias más aterradoras que hayas leído jamás.


OPINIÓN PERSONAL: 

Antes de hablaros propiamente de la novela me gustaría poneros en antecedentes. Por alguna extraña razón, de pequeña aparte de ver pelis propias de la edad, solía ver pelis de terror. Me daban miedo, sí, pero me fascinaban. Recuerdo haber visto mil adaptaciones de King y otras varias que me hacían verlas en el sofá de casa a veces girando la mirada para evitar ver lo que mostraba la pantalla.
Justo, una de las películas que recuerdo pero nunca pude llegar a terminar de ver fue Hellraiser, me aterraba demasiado. Todo un clásico del género y todo un éxito cinematográficamente hablando. De forma casual, hace unos días me topé con la novela y como estoy dando amor de forma incondicional a mi kindle decidí leerlo en formato digital. Y ya os puedo adelantar que podemos estar ante una de las lecturas de este año. 
Empecemos por el autor: Clive Barker. Autor conocidísimo del género que ya logró enamorarme en mis primeras lecturas adultas con Cabal. Ejemplar al que tengo muchísimo cariño y gran fascinación por su historia. 

Estamos ante una historia corta, donde comenzamos y de qué manera (brutalísimo el primer capítulo) con Frank uno de los personajes principales que maneja una caja algo peculiar.
Una caja de Lemarchand. Es una especie de rompecabezas fabricado por un maestro artesano. A base de probar y errar, consigue su apertura. Todo aquello que deseaba encontrar a través de la misma se desvanece de inmediato. Aparecen ante él Los Cenobitas de la Orden de la Incisión. Mejor que no os describa su aspecto…
Estamos ante la apertura de otro mundo. Frank desea hallar el placer. Ellos se lo dan, pero divergen en lo que consideran placentero. Su placer se tiñe de dolor y las sensaciones que describe Frank se van intensificando y os puedo asegurar que como lectora las descripciones son muy gráficas.

En el segundo capítulo conocemos a un matrimonio formado por Rory y Julia, ambos se mudan a una cosa que pertenece en herencia al primero y al hermano de éste, ¿os imagináis quién puede ser?. No pasa demasiado tiempo hasta que Julia, mujer aparentemente contenida pero que no deja de ser alguien insatisfecho con lo que ha conseguido, encuentra una habitación con persianas selladas y siente algo extraño en ella… 
Hasta aquí os cuento para no desvelaros ningún giro que me ha sorprendido y que te mantiene enganchado a la narración hasta su final. 
La idea, sencillamente es brutalísima y Los Cenobitas pueden dar para mucho más que para este relato. La evolución de los personajes y los giros que se dan conforme cada capítulo dan mayor relevancia a la historia, dejando al lector sin poder respirar mientras esté leyendo. Os aviso que hay pasajes en los que el autor es explícito y he sentido la tensión y un nudo en el estómago con lo que estaba leyendo. No os negaré que he tenido la respiración entrecortada en más de un pasaje. Puro terror, señores.

Os digo más, hay algo insano en las historias de este hombre. Aquí hay sadismo y no del light precisamente. Sangre, anzuelos, cicatrices… y diversas formas de tortura.  Pero tampoco penséis que es una sucesión de escenas gore sin sentido alguno, en absoluto. Eso sí, hay momentos en que el nivel de crueldad y horror y la crudeza con la que el autor nos describe las escenas que me han dejado sin palabras. Para saber si estáis preparados o no para leerlo os recomiendo que leáis el primer capítulo,  si no podéis con su lectura abandonadla, si por el contrario os sentís tan atraídos por lo que ocurra a continuación, bienvenidos al maravilloso mundo del terror.
 Hay muchas segundas lecturas en la historia (codicia, perversión...) y todo por ese elemento extraño y que parece atraer la atención de quién lo encuentra, una caja como medio para poder atravesar el plano real.

“… En algún sitio, sonaba una campana…”
  
En resumen, una narración descriptiva llena de giros inesperados y donde Barker lo pone todo al servicio de su imaginería sádica para ofrecernos una historia brutalísima e inolvidable para rememorar probablemente en nuestras pesadillas.

1 comentario:

  1. Hellraiser me espera en la estantería, que pintaza tiene :)

    ResponderEliminar